Un número cada vez mayor de estados está encontrando nuevas formas de indagar y valorar el ahorro de energía a lo largo del tiempo, según una investigación publicada por el American Council for an Energy-Efficient Economy (ACEEE).