No se considera adecuado pensar y evaluar la situación actual de la Patagonia en general y de la provincia de Santa Cruz en particular, sin analizar previamente el proceso histórico desde las invasiones de europeos ocurridas a partir del siglo XVI